miércoles, 9 de abril de 2014

¿Qué plano escojo yo?

Escoger que plano vas a tirar no es como elegir que ropa me pongo hoy o que voy a comer mañana, elegir un plano es mostrar en cada momento que visión tienes  de lo que estas contando.  No usarás el mismo plano para la presentación del personaje que para una conversación interesante en mitad de la historia.

Este inicio de la ventana indiscreta de Alfred Hitchcock es un ejemplo de presentación de los personajes relatada de forma magnífica. Sin diálogos podemos descubrir mucho de cómo son esos vecinos.  

La presentación de el padrino, otra maravillosa escena donde se presenta al personaje de Marlon Brando, solo lo vemos de perfil escuchando las peticiones de sus invitados.

Coppola sabe cómo colocar la cámara, empezando con el primerísimo primer plano para luego hacer zoom out.

Nos deja con la intriga de saber quién hay detrás de esa figura sentada en el sillón pero que no podemos ver.   Otro cualquiera hubiera empezado con un plano de Brando escuchando, mientras acaricia al gato, pero no un gran director.

Como dijo el fotógrafo Garry Winogrand:
"Si veía algo a través de mi visor que me resultaba familiar, hacía algo para cambiarlo.” 

No intentes imitar a otros directores porque sí, usa un plano que te haya gustado en alguna película o serie y dale sentido dentro de TU HISTORIA.

Siempre tienes la opción de plano general y primeros planos para los personajes, pero intenta buscar más en cada escena, que no sea siempre sota, caballo y rey.

El final del padrino, la situación de la cámara desde el punto de vista de la mujer de Michael Corleone, tiene mucho sentido, estamos viendo con ella como su marido se ha convertido en el nuevo Padrino y todos le presentan sus respetos.

Por tanto, ¿Qué plano escojo yo?, pues cada momento de la historia te pedirá un plano u otro, escoger el adecuado es lo que distingue a los grandes de los genios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+